Sopa de Cebolla

DificultadCalorías
información nutricional
tiempo de preparación
MediaKcal 520
kJ 2170
Proteínas: 17 g
Grasas: 36 g
Carbohidratos: 27g
60 minutos

La cebolla es una de las verduras más utilizadas en muchos de los platillos más emblemáticos de la comida mexicana y la comida al rededor del mundo. Gracias al sabor que aporta y que ayuda para destacar los demás sabores en el platillo.

Te sorprendería la cantidad de los beneficios que la cebolla aporta para nuestra salud, es diurética, regula la cantidad de azúcar en la sangre, expectorante y ayuda en la salud cardíaca y eso por solo mencionar algunos de ellos.

Este platillo es emblemático de la cocina francesa Soupe à l’oignon, era considerado un plato humilde, elaborado con ingredientes sencillos y económicos, esto en la época de la Revolución francesa.

Lo que hace especial a esta sopa, es que aun teniendo ingredientes sencillos, gracias a su preparación minuciosa es convertida en un plato digno de reyes. Contrario a lo que podría pensarse, el sabor es delicado y muy esquisto, esto lo ha llevado a ser un plato emblemático y muy importante no solo de Francia, sino que es reconocido a nivel mundial.

Aunque existen muchas recetas aquí te compartimos la que más nos gustó a nosotros, porque es muy rica y sencilla a la hora de cocinar. No quedarás mal con nadie, ya lo verás.

Ingredientes para 4 personas:

  • 6 cebollas blancas grandes
  • 100 g de mantequilla.
  • 125 ml de vino blanco
  • 1 litro de caldo de carne
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • 1 hoja de laurel
  • 150 g de queso gruyer
  • 1 barra de pan
  • 4cucharadas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo (o un poco de sal de ajo)

Procedimiento y preparación

  • Comienza con las cebollas, pélalas y pártelas por la mitad y luego en rodajas finas. La mantequilla debe calentarse en una cazuela grande, ten cuidado que no se queme la mantequilla, sofríe la cebolla sin dejar de mover hasta que se comience a dorar. Vierte el vino y el caldo. Agrega la sal y la pimienta al gusto, pon la hoja de laurel y cuece la sopa a fuego lento por 30 minutos, para que todos los sabores sean incorporados.
  • Precalienta el horno a 200 °C. Corta el pan en pequeñas rodajas y ralla el queso por encima, una vez que el horno esté caliente mete las rodajas del pan con el queso en una charola y gratínalos. Puedes rociar un poco de aceite de oliva. Una vez que el queso esté gratinado sácalos y déjalos enfriar un poco. Una vez que el pan esté frio pela el ajo y frótelo con el pan o puedes ponerle un poco de sal de ajo.
  • Licua la mitad de la porción de cebolla hasta obtener un puré y mézclalo con el caldo, sube un poco la intensidad de la flama hasta que la sopa rompa el hervor. Saca la hoja de laurel. Rectifica el sazón puedes añadir sal y pimienta si es necesario.
  • Sirve caliente y coloca el pan gratinado en cima de la sopa. Puedes decorar con un poco de albahaca, perejil o espinaca tierna. 


Esta sopa es un excelente acompañamiento para tu platillo principal que puede ser proteína con ensalada.

Esperamos que la disfrutes, cuéntanos como te quedo y el toque personal que usaste al preparar esta receta con tu familia.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Miguel Orozco dice:

    Qué rico!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: